Cómo educar el temperamento de tus hijos

Cómo educar el temperamento de tus hijos

Todos nosotros nacemos con una personalidad que muchas veces puede ser de carácter hereditario y que nos hace ser como somos. A pesar de ello, esto es algo que puedes trabajar con tus hijos ya que conocer el temperamento de tus pequeños puede ayudarte a comprender mejor sus necesidades y acciones.

 

El temperamento no se puede cambiar, sin embargo, sí es posible educarlo, ya que a partir de éste nos relacionamos con los demás y enfrentamos las situaciones que se nos presentan.  En este blog te daremos algunos tips para educar el temperamento de tus pequeños.

 

Tip #1- Conoce el temperamento de tus hijos

Conocer el temperamento de tus hijos te permitirá adaptar tu manera de educarlo, ya que en la mayoría de los casos hay diferencias entre el temperamento de los padres y el de los hijos, lo que lleva a que haya conflicto. Conocer la personalidad de tu hijo te hará actuar de manera paciente, con mayor perspectiva y por lo tanto llegar a mejores acuerdos con tu pequeño.

 

Los cuatro tipos de temperamentos, sus fortalezas y debilidades son:

 

  1. Sanguíneo
Fortalezas Debilidades
Atento Indisciplinado
Cálido y amistoso Inestable
Entusiasta Improductivo
Expresivo Egocéntrico

 

Este tipo de temperamento corresponde a aquellas personas que son muy carismáticos, amigables, tienen habilidades comunicativas y buenas relaciones sociales. Si tu hijo tiene estas características, debes darle actividades muy específicas en casa para que desarrollen habilidades como la organización y el compromiso.

 

  1. Colérico
Fortalezas Debilidades
Independiente Dominante
Líder Cruel
Visionario Rencoroso
Productivo Frío

 

Las personas que tienen este tipo de temperamento frecuentemente tienen problemas con los demás, pues suelen ser intolerantes y el deber de los padres que tienen hijos con temperamento colérico es guiarlos para que se conviertan en buenos líderes y sean más empáticos con quienes los rodean.

 

 

 

  1. Flemático
Fortalezas Debilidades
Tranquilo Egoísta
Confiable Indeciso
Diplomático Ansioso
Objetivo Miedoso

 

Los niños que tienen este temperamento suelen ser muy reservados, tranquilos y hasta pueden llegar  a pasar desapercibidos. Los padres de niños con temperamento flemático tienen que enseñarlos a que sean más abiertos y entusiastas. Desde temprana edad, los padres tienen que ayudarlos a descubrir una pasión, para que se mantengan motivados y activos.

 

  1. Melancólico
Fortalezas Debilidades
Analítico Negativo
Sensible Crítico
Disciplinado Vengativo
Perfeccionista Inseguro

 

Los niños con este tipo de temperamento suelen ser muy sensibles, reflexivos y buscan la perfección en todo lo que hacen. A este tipo de personas se les tiene que decir que la vida también tiene cosas bellas y que no deben ser tan duros consigo mismos. Actividades artísticas como la música, pintura o la danza, les ayudará a desarrollar su sensibilidad de una manera sana y equilibrada.

 

Conocer el temperamento de tus hijos también te ayudará a evitar que le pongas etiquetas que puedan dañar su autoestima y causar daños graves en su desarrollo emocional, social y físico. A veces los pequeños dejan de lado sus necesidades para complacer a sus padres, por eso mismo tu deber es aceptar, reconocer y aprender a amar cada una de sus cualidades.

 

Tip #2 – Ayúdales a conocerse a sí mismos

 

Cuando tus hijos conocen su temperamento, son capaces de reconocer sus fortalezas y debilidades, así como de crearse una imagen más justa de sí mismos. El hecho de que tus hijos se conozcan a sí mismos le ayudará a formarse una percepción saludable de ellos mismos y construir una mejor autoestima.

 

El autoconocimiento le enseña a los niños a conectarse con sus sentimientos e ideas y les ayuda a comprender que la manera en la que actúan de acuerdo a su personalidad, afecta su relación consigo mismo y con los demás. Los niños que practican el autoconocimiento son capaces de observarse y autocontrolarse, lo que significa que puede reconocer cuándo sus acciones le están funcionando o no.

 

Tip #3 – La escuela es un espacio donde también se puede educar el temperamento

 

Asegúrate de que la escuela donde asistan tus hijos, trabaje este tipo de temas y los docentes puedan identificar el temperamento de los alumnos, pues esto influye directamente en su manera de aprender. Es común que existan niños con buen potencial cognitivo, sin embargo su temperamento los orilla a actuar de tal forma que la manera de comportarse no se adapta a los requerimientos sociales y académicos.

 

Dentro de las instituciones educativas, es importante que los maestros analicen a fondo a los alumnos, para que puedan articular una clase más completa y sepan cómo dirigirse con cada uno y de esa manera reciban de manera óptima los conocimientos.

 

En Colegio Nuevo Continente nos preocupamos por conocer a los alumnos y sus necesidades, así como de emplear estrategias personalizadas para cada uno. Para nosotros lo más importante es el desarrollo intelectual y emocional de tus pequeños. ¡Contáctanos y con gusto te asesoraremos!